Vino

Una buena fotografía de un vino es la mejor carta de presentación a la hora de la elección por parte de un posible cliente. La vista es la que trabaja antes de conseguir que otros sentidos hablen bien de un vino. Una óptima iluminación es esencial para mostrar con perfección la botella, la marca y los valores que se quieren transmitir a través de ella.

Vino y bodegas